•  
  • RSS
  • imprimir
  • A-
  • A+

Los tribunales del estado de Nueva York unifican los requisitos de formación que serán exigibles en mediación y evaluación neutral.

separator1spacer

EEUU - Sistema Unificado de Tribunales del Estado de Nueva YorkLa jueza administradora en jefe (Chief Administrative Judge) del Sistema Unificado de Tribunales del Estado de Nueva York, Hon. Ann Pfau, obtuvo a finales del pasado mes la aprobación de la jueza jefe (Chief Judje) de los tribunales del estado, Hon. Judith S. Kaye, y de las cuatro divisiones de apelaciones para promulgar una nueva política de formación y requisitos profesionales aplicable a mediadores y evaluadores neutrales adscritos a los paneles extrajudiciales de todos los tribunales del estado en los ámbitos civil y mercantil.

Hasta ahora, cada tribunal establecía los criterios y políticas de admisión y formación de mediadores y evaluadores. Con esta iniciativa, se unifican dichos criterios en todo el estado. Sin embargo, ninguno de los requisitos o políticas que veremos a continuación son exigibles a los mediadores y/o evaluadores privados; sólo son exigibles a los profesionales que reciban asuntos directamente desde los tribunales. Esta nueva política tampoco es aplicable a los profesionales que sirvan en programas de resolución de disputas comunitarias. Para mayor aclaración, los requisitos son aplicables a los profesionales adscritos a los paneles extrajudiciales de los tribunales en el ámbito mercantil en general y, en el ámbito civil, a las disputas familiares.

These guidelines establish qualifications and training throughout the State for mediators and neutral evaluators serving on court rosters. These guidelines are not intended to cover arbitrators nor to apply to neutrals serving in the UCS Community Dispute Resolution Centers Program.

En el documento adjunto de 3 páginas, que contiene los nuevos requisitos y políticas, se define mediación como “un proceso confidencial y no vinculante en el que un tercero neutral (el mediador) ayuda a las partes en disputa a identificar los asuntos controvertidos, clarificar percepciones y explorar opciones que permitan alcanzar una solución mutuamente aceptable”. De otro lado, el documento define la evaluación neutral como “un proceso confidencial y no vinculante para propiciar la obtención de un acuerdo entre las partes mediante la intervención de un tercero neutral (evaluador) con experiencia en el área objeto de disputa que ofrece un informe a las partes sobre el desenlace judicial más probable que sobrevendría si la controversia se litigase”.

Respecto a los requisitos profesionales, no se exige que el mediador sea abogado, aunque la inmensa mayoría son abogados. Sin embargo, para pertenecer a los paneles de evaluadores neutrales adscritos a los tribunales, se exige ser abogado en ejercicio durante un mínimo de cinco años y con experiencia demostrada en el área del derecho que sea objeto de evaluación neutral.

Respecto a los requisitos de formación. Los evaluadores deberán asistir a un programa de formación aprobado por los tribunales de un mínimo de seis horas de duración. El programa incidirá en los aspectos procesales y técnicos de la evaluación neutral, así como sobre aspectos deontológicos.

En mediación, los requisitos de formación llamarán mucho la atención a los mediadores en España, y a los legisladores que proponen varios cientos de horas de formación. Según esta nueva política, la formación consistirá en 40 horas a repartir entre 24 horas de formación en mediación en general, y 16 horas de formación, según las controversias que medien (familiares, mercantiles en sus muchas variantes).

Adicionalmente, los mediadores habrán de demostrar haber tenido experiencia como mediadores; es decir, habrán debido ser mediadores privados por cuenta propia. En otras palabras, nadie entra al servicio público adscrito a los tribunales “a estrenarse” con o sin formación, si bien los mediadores privados asisten habitualmente a los muchos cursos y conferencias que sobre este asunto se imparten en este país. En definitiva, se trata de que el mediador adscrito haya sido mediador exigiéndosele adicionalmente la formación de 40 horas mencionadas sobre la formación de cualquier clase que haya recibido para auto-formarse en mediación como parte de su ejercicio privado de la mediación.

Para los procesos mixtos en los que el evaluador pase a mediar tras entregar su informe, le serán exigibles los requisitos aplicables a ambas disciplinas extrajudiciales.

La formación continua es exigua: seis horas cada dos años de permanencia en los paneles extrajudiciales adscritos a los tribunales.

La entrada y permanencia en los paneles es a la entera discreción del juez jefe de cada tribunal. Si los acuerdos mediados que han de ratificar los tribunales no se sostienen en derecho repetidamente, el mediador no durará mucho. Si las conclusiones de los informes de los evaluadores respecto al probable desenlace del asunto en juicio ordinario se desvían notable y habitualmente de lo que perciban los jueces tras leer el informe, mismo resultado: el evaluador sale del panel.

Al nuevo Presidente de la recién creada sección extrajudicial del Colegio de Abogados del Estado de Nueva York, Simeon Baum, Esq., le parece extraordinaria esta iniciativa según se desprende de sus comentarios en la web del Colegio. El señor Baum es mediador profesional y presidente de su propia entidad de mediación, Resolve Mediation Services, Inc. Sobre esta iniciativa de los tribunales dijo “Creo que esta iniciativa pone de relieve la importancia de ADR en la escena estatal. De hecho, demuestra un mayor nivel de sofisticación aplicable a las personas que servirán en los paneles extrajudiciales adscritos a los tribunales”.

Noticias Relacionadas

Use el buscador en la página principal de esta sección de novedades para encontrar noticias relacionadas a ésta según su propio criterio de búsqueda.

Documentación Adjunta