•  
  • RSS
  • imprimir
  • A-
  • A+

La Asamblea Constituyente del Ecuador propone eliminar el arbitraje internacional del Banco Mundial desde su ordenamiento constitucional.

separator1spacer

ECUADOR - Asamblea ConstituyenteEcuador propone la imposibilidad constitucional de sometimiento al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial y que conlleva necesariamente la denuncia de la Convención de Washington, de 18 de marzo de 1965, sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de Otros Estados.

El texto del artículo 423 de la Constitución aprobada el 19 de julio pasado y que se someterá a sufragio universal el próximo día 28 de septiembre reza textualmente:

TÍTULO VIII
RELACIONES INTERNACIONALES

Capítulo segundo
Tratados internacionales

Art. 423.- No se podrá celebrar tratados o instrumentos internacionales en los que el Estado ecuatoriano ceda jurisdicción soberana a instancias de arbitraje internacional, en controversias contractuales o de índole comercial, entre el Estado y personas naturales o jurídicas privadas.

Se exceptúan los tratados e instrumentos internacionales que establezcan la solución de controversias entre Estados y ciudadanos en Latinoamérica por instancias arbitrales regionales o por órganos jurisdiccionales de designación de los países signatarios. No podrán intervenir jueces de los Estados que como tales o sus nacionales sean parte de la controversia.

En el caso de controversias relacionadas con la deuda externa, el Estado ecuatoriano promoverá soluciones arbitrales en función del origen de la deuda y siguiendo los principios de transparencia, equidad y justicia internacional.

La denuncia de la Convención de Washington es la meta declarada del Presidente Constitucional de la República del Ecuador, Excmo. Señor D. Rafael Correa Delgado, y de la Asamblea Constituyente, particularmente en lo tocante a sus recursos naturales no renovables. Como alternativa, Ecuador apuesta por instancias arbitrales regionales aún con empresas ajenas a la región. Ecuador se suma así al rechazo hasta el punto de denuncia de la Convención de Washington por parte de Bolivia, Nicaragua y Venezuela y, en general, por parte de los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), una tendencia que no se observa con esta intensidad en ningún otro continente.

Noticias Relacionadas

Use el buscador en la página principal de esta sección de novedades para encontrar noticias relacionadas a ésta según su propio criterio de búsqueda.

Documentación Adjunta