España | Madrid | 2014 | Sentencia del Tribunal Superior de Justicia (Sección 1ª)

Banderas > Europa > Spain Madrid

2014
España | Spain
Madrid
Jurisprudencia
ES


Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (Sección 1ª), nº 38/2014, de 10 de junio de 2014

Causa de nulidad: con invocación de los apartados a) d), del art. 41.1 de la Ley de Arbitraje, se alega en la demanda, como causas de nulidad del laudo parcial arbitral, que el mismo ha sido dictado con base en un convenio arbitral no válido a la fecha del inicio del arbitraje, y en el seno de un procedimiento arbitral que no se ha ajustado al acuerdo entre las Partes.

En cuanto a las causas de nulidad invocadas, las mismas deben ser analizadas conjuntamente, ya que se encuentran en íntima y necesaria conexión, inexistencia de convenio arbitral con carácter temporal, por lo que el procedimiento arbitral no se ajusta a lo pactado entre las partes.

En definitiva, y con la vista puesta en la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje, la solución del árbitro es alternativa a la del juez en cuanto las partes, en materias sobre las que existe libre disposición, apuestan por desjudicializar la resolución de su contienda. El árbitro dicta un laudo, que surge de la previa declaración de voluntad de las partes de someterse a arbitraje contenida en el convenio arbitral.

En este caso se presentó demanda de arbitraje el día 18 de enero de 2013 y la primera sesión/ constitución de la mediación tuvo lugar el 13 de febrero de 2013, ya que el mismo comienza con la misma, según dispone el artículo 19.1 de la Ley de Mediación , conclusión a la que llega el árbitro y que compartimos, por tanto GDF incumplió la citada cláusula, pues la controversia debería haberse sometido previamente a la mediación antes de iniciar el arbitraje, -con la consecuencia necesaria, en su caso, que apunta el árbitro, de los daños y perjuicios que se deriven de tal actuación-, pero ello no afecta a la existencia de convenio arbitral, por lo que no concurre la causa a) del artículo 41.1 de la LA, que se alega por la demandante, pues el mismo sí existe aunque difiera sus efectos en el tiempo como cualquier acuerdo contractual condicionado.

Anuncios