«El murciano es dialogante y evita el conflicto siempre que puede»

Resultado de imagen de vanesa leiva, mediadora2016 | Junio 29
Nadie, por mucho que se empeñe e intente esquivarlo, evitará padecer un conflicto en su vida. Y sobre esa cuestión tuvo una idea la abogada Vanesa Leiva, experta en estas lides: escribir una obra sobre la mediación que no solo sirviera a abogados, psicólogos o trabajadores sociales, sino que fuera de utilidad para los vecinos del común. Así nació el ‘Manual de mediación, gestión y resolución de conflictos’.

Como mantiene Vanesa, «antes o después, a lo largo de vuestras vidas, os encontraréis con conflictos que necesitaréis gestionar adecuadamente». Este manual explica de forma clara y amena cómo afrontarlos de una manera adecuada y cómo resolverlos mediante técnicas alternativas a la vía judicial.

Origen: Murcia – La Verdad

Anuncios

Un pensamiento en “«El murciano es dialogante y evita el conflicto siempre que puede»

  1. La carta de Pablo a los Corintios que menciona Vanesa NO tiene nada que ver con la mediación. De hecho, se puede asemejar –para entendernos en términos de hoy—a un movimiento tipo 15-M, rebelde, y los Romanos no andaban entonces muy por la labor de tolerar desafíos de este tipo. El pasaje es sobre justicia paralela y más sobre arbitraje que sobre mediación ya que la palabra clave es “juzgar”.

    El recurso a los tribunales paganos

    6 1 ¿Cómo es posible que cuando uno de ustedes tiene algún conflicto con otro, se atreve a reclamar justicia a los injustos, en lugar de someterse al juicio de los santos? 2 ¿No saben ustedes que los santos juzgarán al mundo? Y si el mundo va a ser juzgado por ustedes, ¿cómo no van a ser capaces de juzgar asuntos de mínima importancia? 3 ¿Ignoran que vamos a juzgar a los mismos ángeles? Con mayor razón entonces, los asuntos de esta vida. 4 ¡Y pensar que cuando ustedes tienen litigios, buscan como jueces a los que no son nadie para la Iglesia! 5 Lo digo para avergonzarlos: ¡por lo visto, no hay entre ustedes ni siquiera un hombre sensato, que sea capaz de servir de árbitro entre sus hermanos! 6 ¡Un hermano pleitea con otro, y esto, delante de los que no creen! 7 Ya está mal que haya litigios entre ustedes: ¿acaso no es preferible sufrir la injusticia o ser despojado? 8 Pero no, ustedes mismos son los que cometen injusticias y defraudan a los demás, ¡y esto entre hermanos! 9 ¿Ignoran que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No se hagan ilusiones: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los pervertidos, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los bebedores, ni los difamadores, ni los usurpadores heredarán el Reino de Dios. 11 Algunos de ustedes fueron así, pero ahora han sido purificados, santificados y justificados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.

    Me gusta

¡Adelante! Comparte tus reflexiones, conocimento y experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s