¿Qué me ha pasado?

Resultado de imagen de confused2016 | Septiembre 1
No sabes qué es la mediación pero tras una informativa crees que lo has entendido y decides que te encaja y accedes. Crees que el mediador te ayudará a resolver con tu adversario, u “otra parte” –como cada cual quiera llamarlo. Sin embargo, no sabes que el mediador es transformativo, o evaluativo, o integrador y la cosa termina con un mediador haciendo escuela contigo porque es el modelo que le va, que le encaja, en el que cree, dejando al modelo facilitativo original como algo del pasado con una particularidad: sin mencionar el modelo facilitativo, es el modelo legislado en España aunque no se mencione el término expresamente.

Firmas.

Pasa un poco de tiempo y no ves claro lo que firmaste, o no te gusta. Vas a un abogado y a lo mejor te dice que no hay ley que contemple la transformación, evaluación o integración, que bajo manto de mediación sucedió otra cosa por mucho que firmaras “libremente”, cosa, que seguro entrecomillará. Tu abogado te dirá “lo que te pasó no es mediación; solo lo parecía”.

Yo creo que habremos de ver este argumento ante un tribunal aunque solo sea por ver si suena la flauta. ¿Qué opináis vosotros? ¿Sería necesario que el mediador explique no tanto la mediación –que también—sino cómo mediará? ¿Sería suficiente a la vista de nuestra ley de mediación? Bueno: esto último no lo sabremos hasta que esta cuestión llegue a los tribunales y éstos se pronuncien, si bien podemos debatir los posibles argumentos antes de que nadie los haya escrito hoy por hoy, los haya presentado ante juez.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué me ha pasado?

  1. Ya que propongo algo, empiezo yo. Está algo deslavazado, pero probablemente sea comprensible.

    Hoy casi nadie que no sea mediador sabe realmente lo que es la mediación. Son 100 horas para saber algo oficialmente hoy; más para aquellos a quienes les importe el asunto ya que es como funciona: se sabe de algo cuando ese algo apasiona; lo otro es un certificado de más o menos horas.

    La sociedad no ha de sentir similar pasión. De hecho, no la siente ni tiene por qué. Por lo tanto, malamente se puede explicar mediación y metodología en 20 minutos. Es más, sería inútil adentrarse en semejante berenjenal ya que se trata de explicar algo tan sencillo como autocomposición sin llegar a mencionar semejante palabro.

    Apunto en este debate a quienes quizás busquen una salida a un acuerdo negociado desde abogados que no, no son apasionados necesarios de la mediación. También lo propongo para ver cómo se pueden maridar escuelas con una realidad jurídica claramente facilitativa.

    Me gusta

¡Adelante! Comparte tus reflexiones, conocimento y experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s