Las cortes de arbitraje españolas se unirán para convertirse en referencia

Rafael Catalá2017 | Diciembre 18
España aspira a convertirse en una referencia mundial de los arbitrajes internacionales tras el acuerdo firmado hoy para avanzar en la integración de las actividades arbitrales de la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA), la Cámara de Comercio de España y la Cámara de Comercio de Madrid

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha presidido la firma del documento, donde ha señalado que la futura corte, con sede en Madrid, tiene la vocación de ser una referencia tanto en el ámbito europeo como en el latinoamericano para competir “con las primeras del mundo”.

Origen:
La corte de arbitraje españolas se unirán para convertirse en referencia

Anuncios

Un pensamiento en “Las cortes de arbitraje españolas se unirán para convertirse en referencia

  1. Hace años que venimos oyendo esto, aunque parece que, a lo mejor, hasta sucede. ¿Qué significa “sucede”? Solo que se unirán. De ahí a ser “referente internacional” con Londres, Nueva York, Hong Kong, Singapur, Estocolmo y poco más etc., va mucho trecho por lo que la “ambición” declarada se sitúa en el mundo hispanoparlante como si Chile, Argentina, México, y un largo etc., estuviesen en el arbitraje por estar cuando también buscan ser esa referencia.

    También se propone una mejor ley de arbitraje. No es necesario. Lo que hace falta son cortes privadas que no sean tan mediocres y terruñeras como las que hay, cortes sin imaginación, cortes que tenían en 1988 reglamentos que eran calcos de la ley. ¿De qué sirve una ley de igualdad magnífica sobre papel, si hay discriminación de facto? Que cada cual busque su símil y busque en leyes maravillosas, realidades que como consecuencia hayan devenido maravillosas. En este caso, es de temer que la unión no haga la fuerza necesariamente, sino que resulte un mamut gigantesco y torpón de tres elefantes algo más pequeños pero igualmente torpes y todo esto sin dudar –¿qué duda cabe?—de sus buenas y mejores intenciones.

    Ojalá salga bien, pero nada de lo hecho en 30 años en este ámbito por corporaciones de derecho público nos ha llevado a ser referencia. Quizás toca, como quizás toque que alguna corte propia o extranjera pueda o desee afincarse en España sin bendiciones institucionales necesarias, de rigor, sin perro de algún hortelano que, hasta la fecha, ni ha comido ni ha dejado comer.

Adelante! Comparte tu conocimiento y experiencia