Zapatero: una marioneta en manos de Maduro

2018 | Febrero 9
Por lo que conozco a José Luis Rodríguez Zapatero, creo que, cuando se embarcó en la tarea de mediador en Venezuela para facilitar un acuerdo entre Gobierno y oposición, lo hizo con buena intención, tal vez, eso sí, demasiado imbuido de su conocido buenismo.

Y ese buenismo, precisamente, es el que le ha llevado a ser, primero, una marioneta manejada por Nicolás Maduro que utilizó una y otra vez sus visitas para sacudirse su imagen de aislamiento; y después a convertirse en un peón al servicio de los postulados chavistas.

Así lo ha puesto de relieve su actuación en el proceso negociador mantenido en Santo Domingo entre el régimen bolivariano y la oposición, bajo sus auspicios y los del presidente dominicano, Danilo Medina. Zapatero terminó reprochando a los opositores que no hayan suscrito el texto acordado, una vez -les dice en una carta- que “el Gobierno se ha comprometido a respetar escrupulosamente lo acordado”. No es precisamente el de Maduro un Gobierno en el que se pueda confiar alegremente y para él Zapatero no ha tenido reproche alguno.

Origen:
Zapatero: una marioneta en manos de Maduro | Terminal Cero

Anuncios

Un pensamiento en “Zapatero: una marioneta en manos de Maduro

  1. Se acusa a José Luis de “buenista” en este artículo. Es probable que sea cierto porque no le siento mala persona –sinceramente no le creo mala persona—pero no es menos cierto que de mediación no entiende de la misa a la media. Entonces ¿Qué es, cómo es José Luis? ¿un romántico adolescente de los que cree que “hablando se entiende la gente”? No debiera importar si solo entendiese lo que significa ser mediador.

    Yo lo que creo es que no se ha despojado de su condición de político, que no ha asumido su función como mediador porque no la entiende. Creo que entiende que al tener Nicolás la sartén por el mango (o parecerlo) cualquier acuerdo es mejor que la ausencia de acuerdo. Se equivoca y lo sabe. José Luis se ha escorado con descaro del lado chavista en la pueril esperanza de que el chavismo se diluya y hasta desaparezca algún día para dar paso a algo que se parezca a democracia y desde ella a la alternancia lógica y deseable en todo y cualquier estado sentida y auténticamente democrático, que no tanto de derecho ya que hay “derecho” hasta en las dictaduras más abominables, raro, demencial, pero derecho. Sea como fuere, el chavismo no entiende de alternancia por lo que alternar con Nicolás es perder el tiempo.

    Lo que resulta incomprensible llegados a este punto es que José Luis insista si bien lo hace, insisto, porque no entiende lo que es mediar, o hubiese dado por finalizada esta “mediación” hace tiempo.

    Ya veremos qué dice el tiempo, pero mi predicción es que el chavismo acabará y a no muy tardar porque es insostenible y que el país tardará una o dos generaciones para reconstruirse social, política y económicamente ya que lo que ha sucedido y viene sucediendo no se cura en un pispas. Lo que es de esperar por su bien es que la transición sea post-chavista, que no les tiente el anti-chavismo, la venganza, el odio. Cuando esto suceda, la comunidad internacional tendrá casi el deber moral de ayudar, facilitar esta transición entendiendo que si bien no no va a ser fácil, es posible.

Adelante! Comparte tu conocimiento y experiencia